Colisiones frontales: qué las causa y quién tiene la culpa

23 de Octubre de 2023

Coche después de una colisión frontal

Las colisiones frontales son demasiado comunes. Ya sea que los conductores intenten adelantar imprudentemente o vayan en sentido contrario, las colisiones frontales se encuentran entre las más peligrosas. Mucha gente no sabe que estos accidentes pueden provocar lesiones que cambian la vida, si no peores. Huesos rotos, órganos aplastados y el riesgo de sufrir lesiones cerebrales traumáticas como resultado de un accidente puede impactar a la víctima y a su familia para siempre.

¿Qué constituye una colisión frontal?

Un choque frontal o una colisión frontal ocurre cuando dos vehículos que viajan en direcciones opuestas chocan con sus partes delanteras. La mayoría de las veces, esto sucede cuando un automóvil o un camión cruza la línea central de una carretera y entra al carril del tráfico que se aproxima.

Este tipo de accidentes son especialmente peligrosos porque las velocidades combinadas de los dos vehículos crean un impacto de alta energía. La fuerza de la colisión es tan poderosa que puede arrugar el metal del vehículo y aplastar su estructura en cuestión de segundos.

Si se ve involucrado en una colisión frontal y tiene preguntas, comuníquese con nuestro Abogado de accidentes automovilísticos en Atlanta .

¿Cuáles son las causas más comunes de colisiones frontales?

En Georgia, las siguientes razones son culpables comunes de accidentes frontales:

  • Conducir Distraído: Cuando los conductores desvían su atención de la carretera debido a mensajes de texto, hablar por teléfono, ajustar la radio, etc., pueden desviarse hacia el tráfico.
  • Conducir en Mal Estado: Estar bajo la influencia de drogas o alcohol significa que el juicio y la coordinación del conductor se ven comprometidos. Esto puede hacer que se desvíen hacia el tráfico que viene en sentido contrario.
  • Conducción temeraria: Seguir demasiado cerca, zigzaguear entre carriles e ignorar las señales de tráfico son las principales razones de las colisiones frontales.
  • Conductores sin experiencia: Las personas que acaban de aprender a conducir pueden tener dificultades para manejarse en situaciones difíciles en la carretera, como curvas cerradas o incorporaciones a autopistas, lo que aumenta el riesgo de cruzarse con el tráfico.
  • Fatiga: Conducir cuando está cansado o con sueño puede ser tan malo como conducir bajo los efectos del alcohol, ya que una persona puede quedarse dormida al volante.
  • Exceso de velocidad: Conducir a velocidad excesiva reduce el tiempo de reacción y hace que a los conductores les resulte mucho más difícil evitar los vehículos que se aproximan, especialmente en carreteras estrechas o con curvas.
  • Mal tiempo: La lluvia, la niebla, el hielo y la nieve pueden hacer que sea más difícil ver lo que hay delante, sin mencionar que hace que las carreteras estén resbaladizas, lo que aumenta las posibilidades de perder el control.
  • Fallas mecánicas: Los neumáticos reventados, el mal funcionamiento de los frenos y otros problemas con su automóvil también pueden hacer que pierda el control y se interponga en el camino de otros vehículos.

¿Cómo se determina la culpa en una colisión frontal en Georgia?

Independientemente de por qué sucedió, la pregunta más importante que surge después de un accidente es "¿Quién tiene la culpa?" Esto es importante para su reclamación de seguro, pero también para procedimientos legales en caso de que alguien haya resultado herido o haya fallecido.

Su primer paso debe ser llamar al 911. Llame usted mismo a los agentes del orden o, si está demasiado herido para hacerlo, pídale a otra persona que los llame. Comenzarán a realizar la investigación de lo sucedido tan pronto como lleguen al lugar. Como parte de su proceso, ellos:

  • Hable con los testigos que vieron el accidente.
  • Estudia las marcas de neumáticos que dejaron los vehículos al frenar o desviarse del rumbo. Estas marcas de derrape pueden mostrar qué tan rápido iban los vehículos y si intentaron detenerse antes de la colisión.
  • Observe cómo se dañan los vehículos para saber cómo se golpean entre sí y en qué dirección.

Los agentes también investigarán si los conductores iban demasiado rápido, enviaban mensajes de texto o hacían otra cosa en lugar de prestar atención a la carretera. Toda esta información que recopilan forma la base para determinar quién tuvo la culpa. Si descubren que un conductor hizo algo mal, como exceso de velocidad o DUI, su informe oficial podría decir exactamente eso.

Todo conductor, ya sea que conduzca un automóvil o una motocicleta, tiene la responsabilidad de tener cuidado y seguir las reglas de tránsito. Eso es lo que llamamos un deber de diligencia. Cuando incumplen su deber y provocan un accidente, se les puede considerar negligentes. Si se determina que un conductor fue negligente y su negligencia provocó la colisión, se le puede considerar legalmente responsable de sus daños.

Cómo la culpa comparativa y la responsabilidad compartida pueden afectar su reclamo

Si resultó herido en un accidente y está muy claro que la culpa es del otro conductor, todo es sencillo. ¿Pero qué pasa si compartes parte de la culpa? ¿Aún puedes recuperar alguna compensación? Sí, puedes, siempre y cuando tu participación en el accidente sea inferior al 50 %.

Georgia sigue un sistema de “negligencia comparativa modificada”. Esto significa que la ley considera el grado por culpa o negligencia de todas las partes involucradas. Esto incluye tanto a la parte perjudicada como a la parte culpable.

Es importante destacar que existe un umbral de recuperación basado en negligencia comparativa. Si usted tiene un 50% o más de culpa por el accidente, es poco probable que obtenga alguna compensación por sus pérdidas. Pero si su culpa es inferior al 50%, aún puede recuperar los daños, pero el monto se reducirá según su porcentaje de culpa. Por ejemplo, si el tribunal determina que usted tiene un 20% de culpa, su compensación se reducirá en un 20%.

Colisión frontal de un automóvil y un autobús

Cómo Podemos Ayudarle

Teniendo un abogado experto en accidentes automovilísticos Negociar en su nombre es importante en casos de lesiones personales. En The Pendergrass Law Firm, recopilaremos pruebas sólidas para establecer eficazmente la responsabilidad de la parte negligente. La evidencia puede incluir evidencia física y forense del lugar del accidente, fotografías y videos, relatos de testigos presenciales, registros de teléfonos celulares, imágenes de cámaras comerciales y de tráfico, testigos expertos y más. Un abogado aumenta sus posibilidades de obtener la máxima compensación por sus lesiones.

Para programar su consulta gratuita, comuníquese con The Pendergrass Law Firm al (404) 737-0822 o déjanos un mensaje aquí.