Abogado de Responsabilidad del Producto del Condado de Gwinnett

Cuando compra un producto, espera que funcione de acuerdo con las instrucciones. Si no es así, entonces lo repara o reemplaza, y eso suele ser el final. Sin embargo, hay algunos casos en los que un producto funciona mal hasta el punto en que realmente perjudica a la persona que lo usa. Desafortunadamente, esto sucede con más frecuencia de lo que podría pensar porque cientos de estadounidenses se lesionan cada año debido a productos defectuosos o peligrosos.

Cuando una persona se lesiona de esta manera, su caso cae dentro del conjunto de reglas legales llamadas ley de responsabilidad del producto. Básicamente, estas reglas establecen que la persona lesionada tiene el derecho de demandar al fabricante o vendedor del producto defectuoso por sus daños. En el bufete de abogados Pendergrass, estamos íntimamente familiarizados con todos los detalles de la ley de responsabilidad del producto y hemos utilizado ese conocimiento para ayudar a clientes de todo el condado de Gwinnett. 

Cada estado tiene su propio conjunto de reglas sobre la responsabilidad del producto porque no existen leyes federales generales sobre este tema. Nuestro conocimiento de las leyes de responsabilidad de productos de Georgia es amplio, por lo que podemos ayudar a cualquier persona que haya sido dañada por un producto defectuoso o peligroso a recibir la compensación que le corresponde. Nos aseguraremos de que esta compensación sea suficiente para cubrir facturas médicas o salarios perdidos, y que también tenga provisiones para el dolor y el sufrimiento. Cuando compra un producto, espera que funcione. Si no es así y usted se lastima como resultado, trabajaremos para usted y con usted para asegurarnos de que obtenga la justicia que se merece.

¿Qué es la responsabilidad del producto?

El objetivo general de la ley de responsabilidad del producto es que un producto debe cumplir con las expectativas ordinarias del cliente. En otras palabras, el producto debería funcionar como esperan que funcione. Si el producto es defectuoso o peligroso hasta el punto de causar una lesión, la persona lesionada tiene derecho a presentar un reclamo de responsabilidad del producto. Sin embargo, eso es solo si siguieron las instrucciones cuidadosamente y usaron el producto como estaba previsto. 

Cabe señalar que algunos productos tienen peligros inherentes que también contribuyen a su utilidad. Por ejemplo, los objetos afilados como cuchillos, tijeras y cuchillas de afeitar deben ser afilados, pero su filo también los hace peligrosos. En esos casos, la discreción recae en el consumidor para tener cuidado. Lo único que puede hacer el fabricante es ofrecer instrucciones y advertencias adecuadas sobre el uso del producto. 

Los tipos de defectos del producto

Hay tres tipos de defectos que pueden hacer que un producto sea peligroso y son los siguientes:

Defectos de diseño - Esto es cuando el diseño de un producto es intrínsecamente inseguro incluso antes de su fabricación. Eso significa que cualquier persona que compre el producto está en riesgo. Un ejemplo de esto es cuando un el juguete del niño presenta un peligro de asfixia.

Defectos de fabricación - El diseño de un producto puede ser seguro, pero un error durante el proceso de fabricación puede volverlo peligroso para cualquiera que lo utilice. Esto se ve cuando se retiran del mercado vehículos porque una determinada pieza o componente puede causar problemas al conductor.

Defectos de comercialización - Esto es cuando el marketing o las instrucciones de un producto lo hacen más peligroso. Esto podría significar que el producto no tiene suficientes etiquetas de advertencia, que las instrucciones están mal escritas o son difíciles de entender, o que el etiquetado es incorrecto. Un ejemplo sería si la etiqueta de un frasco de medicamento no mencionara los posibles efectos secundarios de tomar el medicamento.

¿Quién es responsable de la responsabilidad del producto?

En primer lugar, debe tenerse en cuenta que la persona que se lesionó con el producto no tiene que ser la que lo compró. Mientras alguien resulte lesionado por un producto defectuoso, se les permite demandar. En cuanto a a quién pueden demandar, podría ser cualquier parte que fuera parte de la cadena de suministro. Eso significa cualquiera de los siguientes:

  • El fabricante del producto.
  • Una empresa que fabrica piezas o componentes para el producto.
  • La parte responsable del montaje o instalación del producto.
  • El mayorista o minorista que vendió el producto al consumidor.

Dado que el culpable podría ser cualquiera de los anteriores, deberá averiguar dónde reside la responsabilidad. Este puede ser un proceso complicado, ya que cada parte probablemente culpará a los demás. Por eso es necesario contratar a un abogado con experiencia en responsabilidad civil por productos defectuosos. En el bufete de abogados Pendergrass, nuestro abogado de responsabilidad del producto puede averiguar qué parte de la cadena de fabricación fue responsable del defecto del producto y responsabilizarlos.

Responsabilidad objetiva

La responsabilidad estricta es una doctrina legal que brinda a los consumidores una ventaja en los casos de responsabilidad del producto. Significa que una persona lesionada por un producto puede obtener una compensación del fabricante o vendedor de ese producto sin tener que demostrar que el fabricante o vendedor fue realmente negligente. La razón es que en los casos de lesiones personales normales, la parte lesionada debe probar que la parte que causó la lesión fue negligente. 

Sin embargo, sería muy difícil y extremadamente costoso para un consumidor común demostrar que una empresa fue negligente en la fabricación o distribución de un producto. Por lo tanto, la ley de responsabilidad estricta permite al consumidor presentar una demanda de responsabilidad del producto sin tener que demostrar negligencia. 

Una cosa importante a tener en cuenta es que la responsabilidad estricta solo se aplica a los minoristas que regularmente venden o alquilan ese producto. Si el producto se compró en una venta de garaje, tienda de segunda mano, casa de empeño o en cualquier otro lugar que no venda ningún tipo específico de producto de manera regular, entonces no se aplica responsabilidad estricta.

Prueba de falla en un caso de responsabilidad del producto

Independientemente de qué parte de la cadena de fabricación se haga responsable, la parte perjudicada puede demandar si cumple alguna de las siguientes condiciones:

  1. El producto tenía un defecto peligroso que causaba una lesión al usuario. Este defecto podría haber ocurrido como resultado del diseño del producto, podría haber ocurrido durante el proceso de fabricación o durante la distribución del producto.
  2. El defecto causó una lesión a pesar de que la persona estaba usando el producto de la manera prevista. 
  3. La condición o naturaleza del producto no se modificó sustancialmente desde el momento en que se vendió. Una alteración sustancial es aquella que cambia la forma en que el producto funciona o funciona.

Si existe alguna de las condiciones anteriores, no es necesario que la persona lesionada demuestre que el fabricante o vendedor del producto fue irresponsable o descuidado.

Ejemplos de casos de responsabilidad del producto

La responsabilidad del producto es una ocurrencia muy común. Afortunadamente, la mayoría de los casos son relativamente leves y no provocan lesiones graves o permanentes. En muchos casos, el producto defectuoso será retirado del mercado antes de que perjudique a demasiadas personas. Sin embargo, hay bastantes casos en los que el producto defectuoso gana la atención nacional. Uno de los más destacados es el retiro de vehículos con Airbags fabricados por Takata. Las bolsas de aire tenían un defecto de fabricación que hizo que el bote de propulsor explotara y enviara metralla peligrosa por toda la cabina.

La compañía de tabaco Philip Morris es un famoso ejemplo de defectos de comercialización. En este caso, una mujer demandó con éxito al fabricante de cigarrillos por causarle cáncer de pulmón porque no notificó a los usuarios que había graves riesgos para la salud asociados con fumar. También es posible que haya visto anuncios que piden a los pacientes con mesotelioma que den un paso adelante si su condición fue causada por la exposición al asbesto. 

La conclusión es que hay muchos tipos de casos de responsabilidad por productos y, aunque la mayoría de los fabricantes intentan minimizar o eliminar cualquier riesgo asociado con su producto, los defectos y lesiones a veces suceden. Si le llegara a ocurrir uno, entonces debe comunicarse con el bufete de abogados Pendergrass. Podrá hablar con un abogado de responsabilidad por productos defectuosos en el condado de Gwinnett que podrá ayudarlo. 

El bufete de abogados Pendergrass lo ayudará con su caso de responsabilidad del producto

Cuando compra un producto, lo peor que espera que suceda es que no funciona según lo previsto; no esperarías que te lastimara o enfermara. Sin embargo, en muchos casos eso es lo que sucede cuando un producto es defectuoso. Si eso le sucedió a usted o a un ser querido, debe comunicarse con nosotros en el bufete de abogados Pendergrass. Somos expertos en derecho de responsabilidad del producto y le asignaremos un abogado para ayudarlo con su caso.

Nuestro abogado de responsabilidad del producto le dará la mejor oportunidad de recuperar la compensación que necesita para cubrir los gastos causados ​​por el producto defectuoso. Eso podría incluir costos de tratamiento médico, salarios perdidos si tuviera que faltar al trabajo, compensación por su dolor y sufrimiento, y más. Con un caso de responsabilidad del producto, enfrentará a un gran fabricante o un gran minorista y ellos tendrán dinero y abogados de su parte. Puede parecer una situación de David contra Goliat, pero recuerda, David ganó. Y con el Bufete de abogados Pendergrass en tu esquina también puedes ganar.

45 Technology Parkway South, Suite 230 Peachtree Corners, GA 30092 404-383-9563 Precios varían El bufete de abogados Pendergrass & Feed - 5 calificación de estrellas - basada en 5 testimonios